JUEGA CONMIGO

Sophie-Gengembre-Anderson-Its-Touch-and-Go-to-Laugh-or-NoCuidado! -exclamó Sofía señalando lo que parecía un trozo de viga desprendida del techo y acomodada, finalmente, en un suelo por el que se desperdigaban otros mil trozos desgajados de aquella decrépita construcción.

-Sí, lo había visto -respondió Fidel con aires de autosuficiencia.

Sofía lo miró con gesto de cansancio ante aquella actitud que conocía muy bien. Creía que por ser 4 meses mayor que ella podía comportarse como el mayor, y ser siempre quien llevase la voz cantante en todos los juegos. Como entrar en aquella casa. Una decisión que no le gustaba, pero que, otra vez, se había dejado arrastrar por la insistencia de su amigo.

-Está muy oscuro y sucio. Vámonos -manifestó, asustada.

-Espera, tenemos que encontrar la habitación. Sergio dice que el mueble está ahí.

Ella le cogió la mano, buscando calmar su miedo, y él se estremeció, sintiendo aquella escena, vivida otras veces, diferente, despertando sensaciones extrañas que no lograba comprender. Asidos de la mano, esquivaron otros tantos obstáculos y giraron una esquina, la cual daba a un largo pasillo con puertas a ambos lados. Sergio aseguró entrar en la segunda puerta de la derecha, ver dentro una cómoda como la de su abuela y abrir el pequeño cajón. Fidel puso la mano en el pomo polvoriento de la puerta indicada.

-No quiero entrar ni estar aquí. Tengo mucho miedo.

-No pasará nada. Sólo quiero saber si es verdad lo que nos ha contado ese mentiroso. Luego, te prometo que nos vamos a mi casa y te invito a merendar. Mi madre ha comprado pasteles -y le brindó una sonrisa.

Sofía se la devolvió y asintió. Al fin, abrió la puerta y allí estaba. La habitación estaba totalmente limpia, con cortinas blancas relucientes y, a un lado, una cómoda oscura, sin una mota de polvo. Se acercaron. Fidel abrió el cajoncito. Dentro, una pequeña caja de madera llena de fotos antiguas post mortem: un bebé, una anciana, un joven y Sergio. Se quedaron petrificados. En ese momento, la puerta se cerró de un portazo.

-¿Jugamos? -dijo Sergio con faz mortecina y vestido como en la foto, el mismo día de su muerte.

Anuncios

8 responses to “JUEGA CONMIGO

Me encantará recibir tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Dully Pepper24H

Arte pelo Amor, Arte pelo Mundo, Arte pela Paz!

Mentrat

Entre tú y yo

libreporqueleo

Un rincón para ser libres por un instante.

Recién escrito.

By Alberto Taboada

Escribir puntos suspensivos

Busco la mejor manera de expresar aquello que visita mi pensamiento.

enero11

Literatura para romper el tiempo.

Poesías desde la inocencia

Pequeñas contribuciones literarias

Innocence Studios

El estudio de Mery

ERASE UNA VEZ...

Pequeñas contribuciones literarias

Notas para llevar

Pequeñas contribuciones literarias

Recién Muertos

Silo de muertos en vida y vida en muerte

Musa Relatos

Singular Novela de Relatos

Pequeñas contribuciones literarias

Pequeñas contribuciones literarias

EL CLUB DE LAS LECTORAS

Pequeñas contribuciones literarias

Mariano castagneto

Periodista Cultural, escritor y docente

.

Pequeñas contribuciones literarias

Book is a four letter word

Pequeñas contribuciones literarias

Sandra Andrés Belenguer

Pequeñas contribuciones literarias

A %d blogueros les gusta esto: