Archivo de la etiqueta: bosque

GRITOS DE PLENILUNIO. Capítulo 7

John_William_Waterhouse_-_Magic_Circle– Pongámonos en marcha.

– ¡Espera! -gritó Maeve agarrando a Shea de un brazo en pleno inicio del vuelo-. Es mejor que vayamos caminando.

 – ¿Por qué? ¡Tardaremos una jornada completa!

– Cuanto más nos alejemos de Aésidhe, más vulnerables seremos. Nuestra luz y tintineo nos delataría en la penumbra y silencio de la mañana. Seamos prudentes. El paseo es largo -sus últimas palabras las dijo emprendiendo el camino, sin esperar opinión de sus compañeras de viaje.

– Paseo… -susurró Shea, malhumorada.

A regañadientes, la siguió y Tianna se colocó a su lado sonriéndole, intentando apaciguar a su emotiva hermana. Continuar leyendo

Anuncios

GRITOS DE PLENILUNIO. Capítulo 6

Nymphs Finding the Head of Orpheus 2Los últimos rayos de la tarde iluminaban la cascada participando en el baile descontrolado del agua al caer, creando un espectáculo único de color en el que la música estaba servida acompasada por el murmullo de las hojas y el choque del líquido juguetón contra las rocas.

– ¿Y ahora? ¿Qué podemos hacer? -preguntó Tianna mirando fijamente a su hermana, que no apartaba la mirada de aquella danza continua.

– No lo sé. Lo único que tengo claro es que no quiero morir.

Shea, con los labios apretados por la ira, introdujo su mano en el agua, cerró los ojos y buscó serenarse. La meció lentamente creando ondas a su alrededor que fueron, poco a poco, iluminándose, provocando que los peces nadaran frenéticamente hacia ella y comenzaran a saltar con energías renovadas. Abrió los ojos. Continuar leyendo


GRITOS DE PLENILUNIO. Capítulo 3

Psyche abriendo la puerta del Jardín de Cupido– ¡Destierro! ¡Destierro! -gritaba Breena señalando con el índice a las hadas intrusas- ¡¿Cómo osáis entrar en el Templo?! ¡No sois dignas de pisar este suelo! ¡No sois dignas de tocar El Libro Sagrado! ¡Destierro!

Los gritos alertaron a otras Hadas Mayores, formándose en la entrada una masa de caras de asombro, desconcierto y desaprobación. Junto al atril, Shea y Tannia calladas, comprendiendo que aquella injuria les traería unas consecuencias nefastas. De repente, casi sin darse cuenta, Shea rompió su silencio. Continuar leyendo


GRITOS DE PLENILUNIO. Capítulo 2

NocheHipnótico. Es la primera palabra que Shea pensó cuando tuvo el Grimorio frente a ella. Cuentan las Mayores que está hecho con una de las ramas del abeto que cobija a Aésidhe, por manos de elfos de Älvor, pueblo del sureste, situado más allá del Río Dubh. A cambio, los elfos exigieron ser pagados con Lasair, una esfera en llamas capaz de curar enfermedades que, de otra forma, llevarían a la muerte. Un elfo jamás hará nada sin pedir algo a cambio. Son pequeñas criaturas recelosas y egoístas, viles si creen sentirse engañadas. Continuar leyendo


GRITOS DE PLENILUNIO. Capítulo 1

hadasLa luz de la luna llena se reflejaba en la espuma de la cascada al caer en el lago, y los árboles del bosque se mecían dulcemente con la brisa estival. Ambos elementos, agua y aire, tocaban la música del verano, evocando en aquellos que la escuchaban sensación de placer y descanso. Sin embargo, algunas criaturas de El Bosque Iluminado no eran capaces de sentir felicidad y tranquilidad en noches como esta. Continuar leyendo


NADA

mujer buscando2Allá donde iba era la admiración de todo el que la miraba; sin embargo, a ella sólo le provocaban una sensación incómoda, como si vigilaran cada paso que daba, como si le robaran con cada lasciva mirada parte de su intimidad y tuviera que darse prisa en su camino para poder conservarla lo más completa posible. Aunque, por fin, todo acabaría… se sumergiría en esa oscuridad que buscó desde siempre y se liberaría de la careta que ocultaba su verdadero rostro al tener que representar el papel que le imponía la sociedad. Por fin, la verdadera oscuridad se convertiría en verdadera libertad… Continuar leyendo


LA CASA DEL HAYEDO DE TEJERA NEGRA

Fower_Picker_Waterhouse_bigSiempre la sentía. Frente a él, en la habitación de al lado, pegada a su espalda… En aquella pequeña casa, dentro de la espesura del Hayedo de Tejera Negra, junto al camino que desemboca en el río Zarzas, era imposible no sentirla. Cada rincón desprendía aquel olor dulzón que le invadía y recordaba su presencia permanente.

– Disfrutas atormentándome, ¿no es cierto? -decía Miguel, casi en un susurro, mientras miraba con fijeza las gotas que caían al suelo desde ninguna parte, sentado en su vieja mecedora. Continuar leyendo


Dully Pepper24H

Arte pelo Amor, Arte pelo Mundo, Arte pela Paz!

Mentrat

Entre tú y yo

libreporqueleo

Un rincón para ser libres por un instante.

Recién escrito.

By Alberto Taboada

Escribir puntos suspensivos

Busco la mejor manera de expresar aquello que visita mi pensamiento.

enero11

Literatura para romper el tiempo.

Poesías desde la inocencia

Pequeñas contribuciones literarias

Innocence Studios

El estudio de Mery

ERASE UNA VEZ...

Pequeñas contribuciones literarias

Notas para llevar

Pequeñas contribuciones literarias

Recién Muertos

Silo de muertos en vida y vida en muerte

Musa Relatos

Singular Novela de Relatos

Pequeñas contribuciones literarias

Pequeñas contribuciones literarias

EL CLUB DE LAS LECTORAS

Pequeñas contribuciones literarias

Mariano castagneto

Periodista Cultural, escritor y docente

.

Pequeñas contribuciones literarias

Book is a four letter word

Pequeñas contribuciones literarias

Sandra Andrés Belenguer

Pequeñas contribuciones literarias