Un regalo que levantó pasiones

Poco a poco, sin darme cuenta, este blog está recogiendo mis tres pasiones: escribir, la pintura y, con esta página, el siglo XIX con todo aquello que le da identidad: moda, costumbres, pintores, escritores, tendencias…

Todo empezó con un delicioso regalo de un blog al que admiro denominado Pergamino Con Tinta, recibido por la mañana en un cariñoso email. En Ventanas a otros mundos señalo aquello que considero especial de este blog, pero quizás descubras algo nuevo que a ti te causa más interés si te adentras en sus páginas. En definitiva, os aseguro que si lo visitáis no os va a defraudar.

¿Cuál fue ese regalo? Algo que despertó en mi las ganas de volver a leer sobre la moda del siglo XIX: marcapáginas con distintas ilustraciones de revistas de moda de esa época y una obra del autor Allan Douglas Davidson, que podréis ver en Pinturas en RelatandoCuentos. ¡Un gran honor!

Y buceé de nuevo en ese mundo de corpiños, faldas, pliegues y más pliegues, o del polisón, aquella pequeña almohada que se colocaba estratégicamente para realzar las nalgas. Luego recorrí el tiempo que separa a la mujer de principios del 1800 con trajes de estilo imperio, sin nada que oprimiese su cuerpo, hasta llegar a la de la moda victoriana, donde su cuerpo llegaba a deformarse por el uso del corsé.

Lo que más llama mi atención son aquellas revistas que se editaban buscando el consumo de las clases acomodadas como Le Follet, Le Journal Des Deimoselles o La Mode Illustrée. Porque, no pensemos que los grandes centros comerciales de moda es un invento del siglo XX. Todo lo contrario. Aparecieron en las grandes ciudades europeas en la segunda mitad del siglo XIX, extendiéndose poco después a EEUU. Tengamos en cuenta que la mujer en aquella época no podía hacer nada sola, sin permiso de su padre, hermano, marido o cualquier hombre que la tutelase. El centro comercial fue el primer lugar en el que la mujer podía sentirse libre y hacer lo que se le antojase, incluido ir al baño a hacer sus necesidades, acto totalmente prohibido en cualquier otro lugar que no fuera su propia casa.

Os mostraré aquí algunos ejemplos del vestuario de aquella época a través de las imágenes que han hecho que quiera escribir hoy sobre esto, y a través de algunas más.

imagesTraje de corte imperio, de principios del siglo XIX, con el corte debajo del pecho.

ecba5daa63fd

A mitad del siglo XIX, la mujer se encorsetaba y añadía a sus vestidos enormes faldas de vuelo, gracias a las enaguas con aros.

43242_638465523_capuccino_H041317_L 014

En la segunda mitad del siglo, las faldas se estrechan, aumentando los adornos y los pliegues, haciendo uso del polisón y poniendo de moda el llevar complementos como sombrillas y sombreros.

Bueno, espero que os halla entrado el gusanillo de saber un poquito más sobre una época fascinante como esta. Si mis seguidores me regalan comentarios o algún “me gusta” 😉 , prometo indagar más y acercaros un siglo que para mi fue fascinante.

Anuncios

2 responses to “Un regalo que levantó pasiones

  • Pergamino con Tinta (@PergaminoCT)

    ¡Magnifico!, nos ha gustado un mundo y no sabéis lo tanto que nos reímos al recordar ciertos datos. No ha mal pero Gabrielle Ann (Ex-escritora PCT) fue llamada de esa manera por la misma ambientación de la novela (nuestra) en la cual esta inspirada… Francia de siglos XV a XVII.

    Es una época hermosa la que escribes y leerte es anhelar volver a escribir de ello. Englobas con pizcas de aquí y allá algo que da pie a que este blog no muera. ¡Sigue poniéndole muchas ganas que vas muy bien!.

    Nuevamente os digo, contentos de que te gustaran las imágenes y de igual forma todos podrán verla ya en nuestro tumblr y vuestros seguidores pueden descargarlas e imprimirlas para llevarte en todo momento.

    ¡Éxitos!

    • Berquendel

      Muchas gracias por tu comentario!! Me ha hecho mucha gracia eso que cuentas de vuestra ex-escritora!!
      Es genial lo que de decís sobre que puedan descargar las imágenes, así que voy a añadir esa información en la sección Ventanas a otros mundos.
      Leer este comentario me dan ánimos para seguir hacia delante. Este blog es el resultado del placer de elaborarlo con un contenido que me apasiona y que, durante mucho tiempo, por h o por b, esas pasiones siempre han estado latentes. Es un orgullo que os guste y un placer teneros tan cerquita, tan sólo a unas teclas de distancia.

      ¡Exitos y un cariñoso saludo!

Me encantará recibir tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Dully Pepper24H

Arte pelo Amor, Arte pelo Mundo, Arte pela Paz!

Mentrat

Entre tú y yo

libreporqueleo

Un rincón para ser libres por un instante.

Recién escrito.

By Alberto Taboada

Escribir puntos suspensivos

Busco la mejor manera de expresar aquello que visita mi pensamiento.

enero11

Literatura para romper el tiempo.

Poesías desde la inocencia

Pequeñas contribuciones literarias

Innocence Studios

El estudio de Mery

ERASE UNA VEZ...

Pequeñas contribuciones literarias

Notas para llevar

Pequeñas contribuciones literarias

Recién Muertos

Silo de muertos en vida y vida en muerte

Musa Relatos

Singular Novela de Relatos

Pequeñas contribuciones literarias

Pequeñas contribuciones literarias

EL CLUB DE LAS LECTORAS

Pequeñas contribuciones literarias

Mariano castagneto

Periodista Cultural, escritor y docente

.

Pequeñas contribuciones literarias

Book is a four letter word

Pequeñas contribuciones literarias

Sandra Andrés Belenguer

Pequeñas contribuciones literarias

A %d blogueros les gusta esto: